Consejos

Si quieres adquirir tu casa, ¿mejor comprarla nueva, de segunda mano, o construirla desde cero?

En estos últimos años con la crisis que hemos pasado, la relación de hogares que viven de alquiler ha aumentado de un 11% a más del 20% durante 2017, aun estamos muy lejos de Europa, donde ronda un 30%.

Así las cosas, los españoles seguimos soñando con ser propietarios de nuestra propia vivienda y, para eso tenemos esas tres opciones, comprarla nueva, comprar una usada, o construirnos nuestra propia vivienda.

Comprar una vivienda nueva:

La gran ventaja de comprarnos una vivienda nueva, es precisamente esa, que está nueva, impoluta, también tiene la ventaja de tener nuevos avances en tecnología o domótica, mejores materiales y mejor eficiencia energética, algo que notaremos en las futuras facturas de suministros.

Por contra, la ubicación suele ser en zonas de crecimiento, extrarradios. En cambio, precisamente por estar en las afueras el tamaño de las viviendas suele ser mayor que las del centro, ya que el metro cuadrado en las afueras tiene un precio menor.

Otras desventajas de comprar la vivienda nueva pueden ser, por un lado, los plazos de espera, sobre todo si la vivienda está comprada sobre plano, y por otro lado, la entrada y los primeros pagos que han de hacerse cuando la vivienda aún no está terminada, por lo que estaremos pagando algo que todavía no podemos disfrutar. Es muy importante tener asesoramiento profesional para que nos guíen y garanticen que los pasos que damos son los adecuados.

Segunda mano, más pequeña pero entras ya:

La gran ventaja de comprarnos una vivienda usada es la inmediatez, y, normalmente, la ubicación, ya que suelen ser viviendas que se encuentran en zonas céntricas o que se encuentran en zonas que ya han crecido, de forma que ya hayan llegado hasta ella todo tipo de servicios.

Una de las desventajas, es que la vivienda como norma general, es más pequeña, y, por otro lado, según la edad de la vivienda adquirida, deberemos de tener en cuenta una serie de gastos extras que tendremos que afrontar, cambios de tuberías, instalación eléctrica, renovaciones estéticas o de aislamiento.

Desde el punto de vista fiscal, tanto las compras de viviendas de primera mano como de las usadas tributan. Si las primeras transmisiones de inmuebles están sujetas a IVA (el 10%, excepto para las viviendas de protección oficial, por las que es un 4%), la compraventa de una casa de segunda mano está gravada por el Impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP) que en Galicia es del 10%.

Se considera de segunda mano no solo aquellas viviendas que hayan tenido ya por lo menos un propietario, sino también las que tras la construcción hayan sido alquiladas durante dos años y el nuevo propietario no sea el antiguo inquilino.

Autopromoción: hipotecas para construirla tú mismo:

La mayor ventaja de este tipo de operación, es poder realizar la vivienda a gusto de cada uno, pudiendo personalizar tanto el tamaño, como la distribución, así como los acabados y materiales.

La complicación de este tipo de adquisición, es la financiación. Para formalizar una hipoteca sobre este tipo de operaciones suele ser necesario que el solar sea propiedad de la persona que va a desarrollar la autopromoción, aunque no en todos los casos es imprescindible. El banco no facilitará una única disposición del dinero, sino que lo va a aportando según vayamos realizando certificaciones de obra.

Otro gran problema de este tipo de operaciones es el seguimiento continuo que hay que hacer durante la obra, así como el tiempo de ejecución que es mucho mayor que en los otros dos casos.

 

AZABACHE GESTIÓN INMOBILIARIA

 

0 thoughts on “Si quieres adquirir tu casa, ¿mejor comprarla nueva, de segunda mano, o construirla desde cero?

Deja un comentario